Comprar

"DIBUJOS CASEROS-HOMEMADE DRAWINGS" Fernando Renes

En los dibujos de Fernando Renes (Covarrubias, 1970), encontramos objetos y situaciones de una belleza cercana al kitsch, pero que han sido perturbados por el humor y lo escatológico, reivindicando los instintos más primitivos y carnales.
En la edición de este libro han colaborado Injuve, CAB, Musac, galería Distrito4 y Diputación Foral de Bizkaia.

In the drawings of Fernando Renes we find objects and situations evoking a beauty close to the world of kitsch, but which are unsettled by humour and scatology, vindicating our most primitive and carnal instincts.

fernando_renes03 renes021 renes031
Características: 60 págs. Color. 26,8×28 cms. Tapa blanda. Cosido a hilo. Bilingüe castellano e inglés.
ISBN: 84-933584-1-X.
Fecha: Enero 2004
PVP: 8,00 €

3 comentarios comentar

  • O.martinelli (1 marzo 2006 a las 13:54)

    Los dibujos de Renes no son habituales: humor, auto-ironía, buen uso del color y hallazgos formales, así como su dedicación exclusiva al dibujo son raros en el panorama del arte español actual. El libro está muy bien, aunque yo echo en falta más páginas y/o unas pasta duras que evitaran que el libro se combara en la estantería. El título “DIBUJOS CASEROS/HOME MADE DRAWINGS” me parece bien, aunque también podría haber sido “DIBUJOS CUADRADOS” o “PIZZA COLLECTION”. Y otra cosa, no estoy seguro de estar de acuerdo con Octavio Zaya en que Fernando Renes reniegue de ser un artista con “preocupaciones políticas”. Quizá se podría decir que huya de ser un “artista-político” (no me extraña). Pero sin duda hay mensajes políticos, no demasiado explícitos, en sus dibujos.

  • lulu (10 enero 2006 a las 19:52)

    ¡Pues a mí me encanta!

  • K (18 octubre 2004 a las 18:04)

    Pues a mí este libro no me ha convencido mucho. Los dibujos, exceptuando dos o tres que sí que destacan, me han parecido un poco anodinos y sin el suficiente interés como para que los publique una asociación que se hace llamar “Belleza Infinita”. Con ese nombre me espero cosas mucho más definitivas. En el resto de los libros sí que me encaja un poco más todo el concepto, especialmente en el de “La cabeza revuelta, el corazón amargo” y “Las lilas de Jeleton”.

Comentar